La ciudad de San Carlos de Bariloche se encuentra en la zona oeste de la provincia de Río Negro, en el corazón del Parque Nacional Nahuel Huapi y sobre la costa sur del lago que da nombre al parque. Está ubicada a 1640 kms. de la Ciudad de Buenos Aires.

Bariloche es la perfecta combinación entre la velocidad cotidiana y la quietud de la naturaleza. Cuenta con una infraestructura hotelera y gastronómica que comenzó a desarrollarse hace más de ocho décadas.

El abanico de actividades que seducen a los turistas se mantiene vigente a lo largo de todo el año: en verano, la aventura es protagonista con las excursiones de rafting, trekking, mountain bike y cabalgatas. En invierno, el esquí y otros deportes de nieve entran en escena.

San Carlos de Bariloche es pionera entre las tierras que el hombre ha elegido como destino para satisfacer su necesidad de viajar por placer.

Es casi obligatorio que la primera excursión que se realiza en Bariloche sea el famoso Circuito Chico, no sólo porque muestra lugares representativos del paisaje cordillerano, sino también porque en medio día uno puede conocer y enamorarse de esta ciudad. El circuito se realiza por la Av. Ezequiel Bustillo, que con un sinuoso trazado va bordeando el lago Nahuel Huapi. En el primer tramo, además de observar la arquitectura urbana, se pasa por algunas casas de pioneros, por el Club Náutico y por el barrio Melipal. A medida que uno se aleja de las construcciones, empieza a cambiar el paisaje para apreciarla flora y los bosques de cipreses, maitenes, coihues y ñires, entre otros árboles típicos. En verano, este camino adquiere un vibrante color rojo y amarillo por los arbustos de rosa mosqueta, plantas de moras, frambuesas y retamas que florecen en abundancia. En el kilómetro 17, está la base del Cerro Campanario, el cual posee una altura de 1.050 metros y, a través de una aerosilla, se puede acceder a su cumbre. Cerca del kilómetro 24, se comienza a divisar la Capilla San Eduardo, Puerto Pañuelo y el hotel Llao Llao. Remodelado y en pleno funcionamiento, el clásico hotel regala una de las postales más conocidas de Bariloche, con vistas panorámicas del parque nacional y de los lagos Perito Moreno y Nahuel Huapi. Luego de pasar por Villa Tacul y Lago Escondido, se llega a la unión de los lagos Nahuel Huapi y Perito Moreno, que se cruza por el puente Angostura, situado sobre el río del mismo nombre. Este es el momento ideal para hacer un descanso y bajar a las pedregosas playas de ambos lagos, distantes 150 metros una de la otra. El circuito también muestra el cementerio del montañés, el caserío de los pobladores suizos y, finalmente, el punto panorámico o mirador del Lago Moreno, en el kilómetro 40. La vuelta se emprende por la laguna El Trébol hasta el empalme con la Av. Bustillo, que conduce nuevamente al centro de la ciudad. De esta manera, en sólo 60 kilómetros uno puede admirar lagos, montañas y bosques nativos de singular belleza .

(English) This circuit is a traditional option that takes only half a day. Generally it is the first excursion one does and thus, the first contact with the landscape of the region. It is approximately 60 kilometers long and it begins and ends in San Carlos de Bariloche, following lake Nahuel Huapi’s waterfront along a paved road called Avenida Ezequiel Bustillo. Lake Nahuel Huapi is the biggest lake of the whole region. It has a surface of 55.700 hectares. All along the way, you will be accompanied by it as well as by the Andean peaks and the opposite shores in the distance. As we begin this circuit you will notice well-kept gardens and the typical construction style consisting mainly of wood and local stone. Some belong to pioneers and some to institutions such as the nautical club. As we go along, the landscape offers different aspects of the lake, the type of forest begins to vary intermingled with cypress and maitén trees and in the summer time these colors are accentuated by the flowers of wild rose, wild berries, Spanish broom and other wild species. At kilometer 17 we will make a stop at the chairlift of Cerro Campanario, which will let us have a magnificent view from 1050 m.a.s.l. As we continue we will reach the entrance to the San Pedro Peninsula and at kilometer 24, we will be at the Llao Llao peninsula. Here our attention will be drawn to the St. Eduard’s Chapel, Puerto Pañuelo and the link grounds of the Llao Llao Hotel strategically located between lakes Moreno and Nahuel Huapi. At this point the landscape is a conjunction of colors and shapes that give the Nahuel Huapi National Park its well-deserved fame. Then comes the orchards of the Swiss settlers, the panoramic or lookout point on lake Moreno, and Laguna El Trebol. A few kilometers further the road links again with Avenida Bustillo and we will be heading back to the city of San Carlos de Bariloche.

Es casi imposible visitar Bariloche y no realizar un paseo por el Circuito Chico, todo un clásico que se renueva cada vez que lo ves (y si no lo conocés, mejor: te lo mostramos en detalle). Es nuestra especial bienvenida para aquellos que desean sentirse parte de un impresionante entorno natural. Tanto, que el tradicional paseo se combina con un breve hiking en medio de un incomparable bosque nativo. La caminata no supone dificultad alguna y permite transitar por senderos rodeados de árboles milenarios dentro del ámbito del Parque Municipal Llao Llao. El sitio es perfecto para disfrutar de la contemplación de lagos de aguas cristalinas o vistas panorámicas únicas e inigualables de los cerros Catedral, López y Capilla, entre otros. El lugar, además, es perfecto para escuchar el sonido de las aves y conocer detalles respecto a la flora y fauna del bosque Andino Patagónico.

Operatividad: Anual
Dificultad: Baja
Horario: 09.00 a 13.30 o 15:00 a 19:30 horas
Incluye: Transporte, guía (español/inglés), caminata interpretativa y degustación de cerveza artesanal y ahumados regionales.
Que llevar: Calzado cómodo.

La excursión se inicia en Puerto Pañuelo, a 25 km. de la ciudad, frente al Hotel Llao Llao, a donde se arriba en ómnibus o en vehículo propio. Luego de 40 minutos de navegación por el Lago Nahuel Huapi se desembarca en Puerto Anchorena, ubicado en la zona central de la Isla Victoria. Se realiza una caminata acompañados por el guía, quien les cuenta sobre la historia de la isla, la cual se relaciona íntimamente con la flora y fauna actual que allí podrán apreciar. Si alcanza el tiempo, pueden hacer un paseo a Puerto Gross o la visita a las pinturas rupestres y la Playa del Toro. Luego vuelven a embarcar y después de 40 minutos de navegación se llega al Bosque de Arrayanes en la Península de Quetrihue. Allí por un sendero autoguiado y entablonado de 600 metros se observan magníficos ejemplares de arrayanes que forman un bosque puro, considerando único en el mundo por sus características, y que finaliza en una confitería.

Por la mañana pick up en el hotel y traslado a Puerto Pañuelo. Zarpando de Puerto Pañuelo, en la península del Llao Llao, esta excursión le propone conocer a lo largo de una hora de navegación, el islote Centinela, donde descansan los restos del Perito Francisco Pascasio Moreno, padre de los Parques Nacionales en la Argentina, para luego arribar a la Cascada de los Cantaros. Luego, camino arriba, podrá internarse en la frondosa vegetación de la selva Valdiviana, llegar al Lago Cantaros, lugar de nacimiento de la cascada, para allí disfrutar de la presencia contundente de un alerce con más de 1.500 años. Navegará apenas cinco minutos más para llegar finalmente a Puerto Blest, el lugar que ha maravillado durante años a los turistas que lo visitan desde los más diversos países del mundo. Podrá visitar desde allí la bahía y conocer las márgenes del Lago Frias, cuyas peculiares aguas verdes, provienen de uno de los glaciares del Cerro Tronador, límite natural entre Argentina y Chile.

Por la RN 40 a 21 km de San Carlos de Bariloche se empalma con la RN 231 hacia al oeste. En algunos tramos el camino costea el incomparable Lago Nahuel Huapi, dejando ver el Cerro Catedral al fondo. Luego de pasar Puerto Manzano, se atraviesa Villa La Angostura, una verdadera villa de montaña, caracterizada por su arquitectura meticulosa y limpia. Unos kilómetros más adelante comienza el camino de los 7 lagos, que recorre el Correntoso, Espejo, Escondido, Villarino, Falkner, Hermoso y Machonico. Cada uno posee una atracción paisajística única, rodeados de bosques milenarios y frondosos. Una vez en San Martin de los Andes, sobre la orilla del Lago Lacar, los pasajeros podrán recorrer la Ciudad y visitar un interesante mirador. Se regresa por el mismo camino, o por Junín de los Andes, según el estado de las rutas.

La travesía comienza en Puerto Pañuelo, frente al Hotel Llao Llao, a 25 km de Bariloche. La navegación comienza entre los cerros hacia el corazón de la cordillera, llegando  a Puerto Blest. Una vez en Puerto Blest, se recorre en ómnibus un camino de 3 Km que, bordeando el Río Frías, llega a Pto. Alegre. Allí, se navega durante unos 20 minutos las verdes aguas de deshielo de glaciar del Lago Frías, para llegar a Puerto Frías, al tiempo que las vistas de las altas cumbres del Cerro Tronador y el vuelo de los cóndores impactan por su belleza. Al llegar a Puerto Frías se realizan los trámites migratorios. A continuación, se toma el ómnibus que atraviesa la cordillera por un camino de exhuberante vegetación en plena selva valdiviana hasta llegar a Peulla, primera población chilena, finalizando los trámites migratorios y de Aduana para luego almorzar. Mas tarde, se navega el Lago de Todos los Santos en dirección a Petrohue. Allí, retomando la vía terrestre se visitan los Saltos de Petrohue y finalmente, bordeando el Lago Llanquihue se llega a la ciudad de Puerto Varas, donde termina el recorrido.

Al salir de Bariloche se toma la Ruta Nacional 40 Sur para atravesar la Pampa de Huenuleo y bordear el lago Gutiérrez, para cruzar los arroyos Pilmayen y Melgarejo. Luego de pasar por la “divisoria de aguas”, recorreremos las márgenes del lago Mascardi hasta llegar al desvío donde surge el camino al Tronador (de ripio). Durante este recorrido se bordea nuevamente el lago Mascardi por su costa oeste, se pasará frente al Cerro los Emparedados y se bordeará el Río Manso superior hasta llegar a Pampa Linda. Luego se atraviesa parte del valle de los Vuriloches y finalmente, pasando por un bosque umbrío, se arriba al glaciar Ventisquero Negro. El recorrido culmina un poco más adelante al pie del Cerro Tronador. Desde este punto el viajero puede llegar caminando hasta la misma lengua del glaciar. En este lugar nace el Río Manso que baja por el cerro y luego de dar varias vueltas y unir varios lagos, desemboca en el océano Pacífico. El Cerro Tronador, con sus 3.454msnm, es la altura más importante del Parque Nacional Nahuel Huapi, y posee tres picos (Internacional, Argentino y Chileno)

La salida desde Bariloche se realiza por la RN 237. Se cruza el arroyo Ñireco, el Río Ñirihuau y en el extremo oeste del lago Nahuel Huapi, el Río Limay, límite de las provincias de Río Negro y Neuquén. Se atraviesa la pampa Newbery llegando a Rincón Chico. Se bordea el Río Limay hasta Rincón Grande para encontrar el llamado Anfiteatro, que se asemeja por sus formas a un gran circo romano. El trayecto continúa, ingresando al Valle Encantado, donde se pueden ver extrañas figuras rocosas que por sus formas se han denominado: dedo de dios, centinela, tren expreso, los siameses, entre otros. Pocos kilómetros más adelante se encuentra Confluencia, donde se unen los ríos Traful y Limay. Antes de cruzar el puente sobre el Río Traful se toma hacia la izquierda por la RN 65, tratándose de un camino enripiado que se interna por sierras y valles, desde donde se aprecian los ríos Cuyin Manzano y Minero. A través de hermosos bosques de coihues se bordeará el lago Traful, 4 km antes de llegar a la villa del mismo nombre, el camino efectúa una curva brusca donde se encuentra el mirador del Traful, sobre un acantilado de más de 70 metros sobre el lago. Luego de pasar por la villa se llega a Puerto Arrayán y después al paraje El Portezuelo donde el camino empalma con la RN 234, o Ruta de los 7 Lagos. Inmediatamente se atraviesa el lugar denominado Quintupuray, y se costea el lago Correntoso. Siguiendo la ruta al sur y atravesando densos bosques, se bordea el fantástico lago Espejo, para llegar al cruce de Villa la Angostura, tomando allí la RN 231. Pasando luego por Puerto Manzano y mientras se bordea el Brazo Huemul se transita un camino con varias elevaciones que pasa por la Península Huemul, empalmando luego la RN 237 por donde se regresa a Bariloche.

El recorrido del Circuito Grande (otro clásico imperdible) supone partir desde Bariloche para luego bordear el río Limay hasta el Anfiteatro, una formación natural que se parece a un gran circo romano, que impone necesariamente una pausa para apreciar el lugar y el Valle Encantado que, majestuoso, espera un poco más adelante, pletórico de caprichosas y bellísimas figuras rocosas. Hacia el oeste el camino discurre hacia la transición geográfica entre la estepa y el bosque húmedo: asciende y bordea los ríos Cuyín Manzano, Traful y Minero hasta llegar al lago Traful y su mirador, un acantilado rocoso de más de 70 metros que ofrece una extraordinaria vista panorámica, es este entorno no podemos dejar de realizar un brindis…
El viaje continúa por el mismo camino, que serpentea el lago y arriba a la pequeña y hermosísima Villa Traful, un sitio particularmente pintoresco e ideal para la práctica de la pesca de salmónidos o acampar en sus alrededores. Luego, derrotero adelante, se llega a Puerto Arrayán y, atravesando El Portezuelo, se toma el empalme de la Ruta de los Siete Lagos para visitar la hermosa Villa La Angostura, aquí nos aguardan en Las Balsas Gourmet Hotel & Spa con una especial bienvenida, un menú degustación de 5 pasos. Desde allí se emprende el regreso a Bariloche.

Operatividad: Anual
Horario: 09:00 a 17:30 horas
Incluye: Transporte privado, servicio de guía, brindis en mirador del Lago Traful, almuerzo degustación 5 pasos (No incluye bebidas).
Opcional: Paseo de 1 hora en embarcación privadas por Bahia Las Balsas/Bahia Mansa.

En esta excursión de media día vistamos las dos Cervecerías destacadas de Bariloche y conocemos la mítica cervecera patagónica.
Tras la recogida en su hotel realizamos la primer parada en Berlina, donde podremos degustar las diferentes variedades de cervezas artesanales permitiéndonos comparar los diversos sabores y procesos de elaboración. Además degustaremos cada una de ellas a fin de conocer la interesante cultura cervecera. Luego nos dirigimos a Cava Clandestina, la cervecería hace honor a los recordados bares (“salón”) del lejano oeste norteamericano, aquí nos aguardan con un menú de bienvenida acompañado de cerveza artesanal.
Desde allí se emprende el regreso al Hotel.

Operatividad: Anual
Horario: 18:00 hs a 21:00 hs
Incluye: Transporte privado, Guía (español/Ingles) Degustación de cerveza en Berlina y tapeo patagonico con dos ½ pinta en Cava Clandestina

Es sin duda una de las mas completas caminatas. Disfrute de la actividad mientras se deleita con una de las vistas panorámicas mas sorprendentes del mundo. El punto de partida de esta caminata es el cerro Llao Llao; durante el recorrido atravesamos un hermoso bosque con puntos panorámicos desde los cuales podemos divisar y tomar fotos del hermoso paisaje. La duración de la caminata es de 2 horas aproximadamente (6 km
aproximadamente). Una vez terminada la caminata nos dirigimos en vehículo al cerro Campanario; durante el trayecto paramos en distintos puntos
panorámicos desde donde se observa la península del Llao Llao y su famoso hotel. La aerosilla del cerro Campanario, lo eleva “a la altura justa del
asombro” para que disfrute de la más hermosa vista de la zona; National Geographic la clasificó como la séptima vista mas hermosa del mundo! Una vez descendemos nuestro guía nos llevará de vuelta al hotel.

Operatividad: Octubre a Mayo
Dificultad: Baja
Horario: 08.00 a 13.30
Incluye: Transporte, guía especializado, snack, aguas y ascenso a Cerro Campanario.
Que llevar: Calzado cómodo.